Luz y Fuerza: el convenio no se toca porque EPEC no se vende

El ataque que enfrentan los trabajadores de EPEC no es un ataque más a la clase que está siendo castigada hoy en la Argentina y en Córdoba. Tiene su origen en los negociados de la banda de ladrones que dirige el gobierno nacional y que ha elegido al sector de la energía como su nuevo nicho de pingües negocios desde el cual extraer divisas para luego girarlas a sus patrias, ubicadas en islas perdidas en los océanos.

Es lo que motiva el tarifazo que sufrimos millones de argentinos y del cual Macri no piensa dar el brazo a torcer. En sus planes, Córdoba debe ser parte del negociado. No es que vienen por el convenio de Luz y Fuerza. Vienen por Epec, pero quieren una Epec sin el convenio que conquistaron con sangre, cárcel y lucha Agustín Tosco, Tomás Di Toffino y tantos otros compañeros que dieron su vida por la defensa de los derechos de las y los laburantes.

Lo más triste es que el gobierno provincial sigue esa estrategia dictada desde el despacho del ministro que no piensa traer su plata a la Argentina. Si De la Sota intentó privatizar Epec sin éxito, ahora parece ser Schiaretti quien termina perfeccionando el mecanismo, al atacar primero el convenio, condición necesaria del éxito para una futura venta de una compañía cuyo patrimonio se lo debemos al esfuerzo de nuestros mayores.

Hoy, apoyar la lucha de Luz y Fuerza es defender el patrimonio público. Pero es además defender la única trinchera que puede resistir el agravamiento del tarifazo en Córdoba, justo cuando el propio gobernador pareciera estar apoyándolo. Defender el convenio de Luz y Fuerza es trabarle el negocio a Macri y sus amigos, de quedarse con la energía del centro del país.

Resistamos juntos, los trabajadores agredidos, las familias violentadas por los tarifazos, los argentinos todos que tenemos patria en esta tierra, no en paraísos offshore; que heredamos patrimonio público y no queremos perderlo; que necesitamos precios justos de los servicios para poder vivir dignamente.

¡Unámonos todos, trabajadores, estudiantes y ciudadanos, para defender a Luz y Fuerza, por EPEC y sus empleados, por las familias, por una Córdoba digna, por una Argentina que no se venda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *