“El Administrador Federal Cuccioli no tiene conocimientos en recaudación”/Javier Varetto

Por el conflicto que protagonizan los trabajadores de AFIP, entrevistamos a Javier Varetto, Secretario Adjunto de la Seccional Córdoba de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP). Quien analizó la situación de la administración federal bajo la gestión Cambiemos y dio la opinión que la Organización de Trabajadores Radicales (espacio que dirige) tiene respecto a la alianza de gobierno de la cual el radicalismo forma parte. También nuestro entrevistado advirtió sobre la designación en seguridad informática de Fernando Spettoli, ex vicepresidente de Seguridad para Latinoamérica de la firma norteamericana Equifax, empresa que en Argentina opera como Veraz.

La crisis de financiamiento y de cuenta corriente, junto al aumento sostenido de los precios, conforman un contexto económico, político y social tan complejo como volátil. Sumado a esto, los condicionamientos del Fondo Monetario Internacional para el arribo de dólares implican que el Gobierno acelere su programa de ajuste. Afectando, de este modo, inclusive, a sectores que le brindaron un amplio apoyo electoral. Es el caso de los trabajadores de AFIP. En donde más de un ochenta por ciento de la seccional Córdoba optó por Macri en el balotaje y hoy, por los recortes salariales, aprueban ampliamente un plan de lucha para defender sus ingresos.

javier-varettoEl nuevo administrador Leandro Cuccioli dispuso un recorte del porcentaje de la recaudación impositiva destinado a  pagar una parte del salario de los empleados. La medida afecta casi el veinte por ciento de la masa salarial, según cuentan desde AEFIP. Javier Varetto manifestó su preocupación por  el programa de ajustes que profundiza la administración Cambiemos, a lo cual el sindicato responde con un plan de lucha con un acatamiento prácticamente total de parte de los trabajadores, “similar a épocas pasadas cuando quisieron privatizar la recaudación”.

El dirigente sindical afirmó que las medidas de fuerza son consecuencia de que no hubo acuerdo paritario y “la AFIP terminó aplicando una paritaria unilateral de un 18% en tres cuotas”, sumado a esto mantienen un recorte en los haberes “al modificar a la baja un porcentaje de apropiación de los ítems que forman parte de nuestro salario y que termina teniendo una incidencia negativa de un 18% de los ingresos”.

El representante de los trabajadores de AFIP Córdoba sostiene que las protestas no están motorizadas solamente por cuestiones salariales, también reclaman la desinversión que hay en el organismo. En donde advierten que “hay áreas en donde no hay instrumentos elementales de atención, como impresoras, no hay papel, hasta cuestiones más complejas como vehículos oficiales”. Nuestro entrevistado sostuvo que en Córdoba “hay solo 30 vehículos oficiales”, y que cada día para desarrollar las tareas de calle de AFIP los trabajadores ponen “entre 150 y 200 vehículos particulares”.

Iniciativa Política: ¿Qué aducen desde la administración frente a los recortes salariales?

Javier Varetto: el justificativo de este administrador federal es que reconoce que existe ese faltante de equipamiento y que el modo de subsanar ese faltante es , y lo dice así livianamente, con la parte del salario que nos sacan. Este es un camino equivocado. Deberían conseguir recursos de algún otro ámbito. Inclusive es un camino equivocado del mismo gobierno nacional porque la administración federal de ingresos públicos debería ser un organismo estratégico desde el cual se financie el Estado. Deberían de pensar el modo de fortalecer a la AFIP, con más financiamiento y mayor capacidad. No con recortes y en conflicto. De acá sale el 95% de los recursos que el Estado utiliza para diferentes áreas estratégicas como salud, educación seguridad, etc.

aefip

IP: ¿Tienen alguna estimación de los recursos tributarios que eventualmente el Estado perdería en el marco de la recesión económica de este año?

JV: es difícil de medir ya que se profundiza y varía a la par del comportamiento de la economía. Lo que sí sabemos es que entrando en una situación de recesión va a producirse una mengua, más allá que por la espiral inflacionaria se terminan equilibrando algunos números. Pero cabe aclarar que de extenderse el conflicto con la AFIP puede significar un resentimiento de la recaudación. Esto no es lo que los trabajadores queremos. Todo lo contrario. Siempre decimos que nuestra gente es gente de trabajo, no son gente de lucha. Lo que no significa que, en distintos momentos cuando hemos tenido que afrontar cuestiones importantes, se han puesto los trabajadores de saco y corbata el overol de la lucha.

Estos mismos trabajadores son los que tiempo atrás rechazaron intentos de tercerización o privatización total del organismo. Que se planteó hace algunos años y es totalmente alocado, ya que no hay recaudación tributaria en el mundo que esté privatizada. En el único país donde tenemos la recaudación tributaria en manos privadas es acá; logramos los trabajadores detener la privatización nacional, pero avanzaron en las recaudaciones municipales y provinciales.

IP: en este estado de situación ¿Consideras que el ajuste forma parte de los condicionamientos del FMI para que el gobierno adelante los plazos de equilibrio fiscal para el año próximo?

JV: no lo sé. Aunque todo tiene que ver con todo. Entiendo que el ajuste tiene que ver con que desde finanzas le han pedido a la administración federal 4 mil millones del presupuesto. La persona que ha venido es una persona que ni vivía en Argentina, que viene de Londres, que tiene la mayor parte de su patrimonio afuera, que según lo que indican las investigaciones periodísticas de las cuentas off shor, ha formado parte del directorio de estructuras de ese tipo…

IP: ¿El actual administrador Leandro Cuccioli tiene experiencia comprobada en recaudación pública?

JV: él mismo delante de los trabajadores en una reunión que dio a modo de presentación admitió que no tenía conocimientos en recaudación. No se la ha caído una sola idea, un solo programa, para ver cómo mejorar el funcionamiento del organismo. Lo único que hemos escuchado de este funcionario y de otros CEOS que han traído para acompañarlo son palabras relacionadas con ajuste.

IP: este administrador federal adujo no tener conocimiento en recaudación fiscal, tal cual usted comentaba, sumado a eso se conoce que tiene patrimonio en el exterior, también tenemos los blanqueos que el gobierno otorgó al poder económico de capitales que había sido fugados a espaldas del fisco ¿Cómo interpretan estos acontecimientos en relación a la política del gobierno en términos fiscales?

JV: todas estas situaciones son cuestionables. El cambio se plantea también con los ejemplos. Estas actitudes son reñidas con lo que se pregona en el discurso. Son actitudes reñidas con otros valores que se dice tener. Puede ser legal alguna cuestión pero enfrentada con la ética. Dentro de las decisiones erráticas, inconsistentes o contradictorias que toma este administrador federal cabe destacar: la designación hace dos meses al frente de la base informática de la AFIP (una de las bases más importantes que tiene el Estado nacional) a una persona que también proviene del campo privado que es ex vicepresidente de Equifax, empresa norteamericana que en la Argentina es la dueña de Veraz. Lo que significa que esta persona (por Fernando Spettoli) que estaba del otro lado del mostrador, que ahora está en el sector público a cargo de la seguridad de la base de datos, volverá al sector privado. En esos datos está la información de cada uno de los ciudadanos junto a nuestros movimientos económicos. El problema es que esa base de datos no es de la AFIP, es de cada uno de los ciudadanos. El organismo solamente la custodia.

Es decir, aunque se desempeñara con ética durante su función, cuando se vaya del otro lado del mostrador se irá con un conocimiento a cuestas de cómo funciona la seguridad informática. Lo que es absolutamente contradictorio e inconsistente, por lo menos.

IP: teniendo en cuenta su participación en el partido centenario, históricamente de base nacional y popular ¿Qué opinión le merece la participación del radicalismo en la Alianza Cambiemos?

JV: entiendo que hace unos años atrás hacía falta un cambio. Esperábamos otra alternativa de cambio. Pero afirmamos que hacía falta un cambio. Nosotros venimos planteando desde adentro la necesidad de otro tipo de actitudes del radicalismo desde el principio de esta gestión. Creo que Cambiemos es una expresión meramente electoral. Cuando el gobierno lo necesita tiene una expresión de coalición más parlamentaria, pero al gobierno lo ejerce uno de los partidos que es el Pro. Entendemos que el radicalismo no puede ser un convidado de piedra, no puede hacer un acompañamiento bobo y en silencio de la gestión. Por una cuestión histórica, el radicalismo debería de convertirse en una barrera de protección de los sectores vulnerables, los trabajadores y los jubilados. Debería de ser el factor que aportara el equilibrio a la avanzada de los Ceos que están en el gobierno. Cosa que no ha ocurrido. Nosotros seguimos dentro del marco orgánico pero somos absolutamente críticos de esta posición.

IP: ¿cuáles son los puntos claves de este planteo crítico que hacen al radicalismo y a la alianza Cambiemos?

JV: si no se da una situación en donde el radicalismo pueda tener inserción o influencia en el tema de gobierno, por una cuestión de incidir en las políticas (no por una cuestión de cargos), no tiene sentido la posición que viene teniendo la UCR. De no establecer un programa con consenso en puntos claves y estratégicos, en donde el radicalismo aporte sus reivindicaciones históricas… Si eso no se logra, no tiene sentido la posición que viene teniendo la UCR.

Si no se da una base de acuerdo en puntos claves, es evidente de que el radicalismo deberá buscar otro rumbo y deberá ser más fiel a las banderas históricas que representa.

IP: ¿Cuál es el plan de lucha que han trazado de acá a futuro?

JV: estamos abiertos al dialogo y esperamos que la administración federal recapacite. En los próximos días habrá continuidad de esta mecánica que hemos implementado que es el estado de asamblea, con corte de atención al público. Vamos a adherir al paro determinado por la CGT el 25 de septiembre, continuaremos con una medida que tuvo mucho eco y gran efectividad como fue el apagón informático. Seguiremos con ese tipo de mecánicas. Desde ya con las disculpas que se merecen los contribuyentes por las complicaciones que les podemos generar pero no tenemos otra forma de hacer recapacitar a la administración que es la principal responsable de este estado de situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *