Economía y trabajadores amenazados por reforma laboral/FacundoPiai

Luego de la reforma laboral que implementó Michel Temer en Brasil, los trabajadores de nuestro país están preocupados de que el gobierno de Macri vaya en la misma dirección que nuestro primer socio comercial y competidor en la región. Todo indicaría que intentarán establecer cambios en el campo laboral, así lo han sostenido distintos funcionarios de Cambiemos. Lo que se desconoce es la profundidad de los mismos y las particularidades de la reforma laboral que se discute en las altas esferas del poder, entre Macri, Jorge Triaca (hijo) y los representantes de trasnacionales y multinacionales de origen local. La situación del campo laboral justifica los reclamos del sindicalismo.

Masiva movilización de la CGT con el apoyo de las dos CTA y las organizaciónes sociales.
Masiva movilización de la CGT con el apoyo de las dos CTA y las organizaciónes sociales.

Es natural que un gobierno conformado por CEOs, representantes de bancos trasnacionales, empresas extranjeras y distintas cámaras empresariales, relacionados principalmente con el complejo exportador, vea positiva la flexibilización brasilera. Puesto que quienes forman parte del gobierno tienen sus objetivos en el mercado externo, la libre circulación de divisas y los negocios en el extranjero, ya que el origen de sus riquezas proviene de ahí. En consecuencia, es lógico que consideren al salario como un costo no redituable. Sin ir más lejos, el mismo Mauricio Macri afirmó, en su rol de ejecutivo de Socma, que para ser competitivos cada uno debiera aceptar cobrar “lo mínimo por lo que hace”, “lo que tenemos que hacer es bajar los costos, y los salarios son un costo más” (en el programa Fuego Cruzado, año 1999).

Sumado a estas presunciones dado a la composición política de la alianza de gobierno, hay declaraciones oficiales que adelantan los puntos de la reforma en ciernes. El diagnóstico de la administración pública titulado “El estado del Estado” da cuenta de que consideran a los “aportes y contribuciones patronales” como una de las causas del estancamiento económico, debido a que “los costos laborales argentinos son más altos que en otros países de la región”. En este informe también critican al modelo sindical y al monopolio de la negociación que tiene cada sindicato por rama de actividad, modalidad que consideran “coercitiva para todos los empleadores”. Quien más adelantó sobre el contenido de la reforma fue el diario La Nación. Allí sostienen que el gobierno retocará la ley 26.940 –que promociona el trabajo registrado- y buscará bajar las contribuciones patronales. Según revela el diario, el gobierno planea que las multas para los empleadores que cometen infracciones “y, al mismo tiempo, las dobles indemnizaciones agravadas dejen de pagarse a los trabajadores y vayan a un Plan Nacional de Empleo y Formación Profesional o a compensar el sistema previsional”.

Situación de la economía y el campo laboral

Hacer un análisis sobre la situación del campo laboral es un asunto complejo puesto que los indicadores no siempre se condicen con la realidad, las estadísticas tienen un margen de error considerable y, para mayor precisión, se requiere de un estudio que lo integre relacionando las diversas variables económicas e indicadores sociales. Es preciso alertar sobre los defectos de los distintos instrumentos de medición que, lejos de ser “errores no forzados”, su selección implica una decisión política de fondo, buscando subestimar los datos negativos y acentuar los aciertos. Un vicio de todos los gobiernos.

La cola interminable en la Expo Joven puso en evidencia la dificultad para acceder al empleo.
La cola interminable en la Expo Joven puso en evidencia la dificultad para acceder al empleo.

Luego de realizar la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) el INDEC considera desempleado a aquel que no tiene trabajo y está en busca de empleo; quienes han trabajado al menos una hora en la semana son catalogados como ocupados; y ,por el contrario, aquellos que estando desempleados no buscan trabajo son inactivos. Si comparamos los datos de la UCA (Universidad Católica Argentina) con los del INDEC, la población económicamente activa (abarca los ocupados, subocupados y desempleados que buscan trabajo, sin contar inactivos) bajó drásticamente en los últimos 3 años, pasó de ser de aproximadamente 18 millones de habitantes a 12.477.512 durante el primer trimestre del 2017, según el Informe Técnico Sobre el Mercado de Trabajo del INDEC publicado en junio de este año. Este dato es llamativo, porque más allá de los trabajadores que se jubilan y dejan de considerarse económicamente activos, nuestra población crece anualmente, habiendo cada año más argentinos en posibilidades de trabajar que deben ser absorbidos por el mercado laboral. Esta disminución revela que ha aumentado durante los últimos años la categoría de los inactivos (argentinos que estando desempleados y sin encontrar un lugar en el mercado laboral se resignan y dejan de buscar).

Otro modo de medir el trabajo registrado y, también, los que son despedidos del trabajo formal es mediante los datos de SIPA (Sistema Integrado y Previsional Argentino). Esta medición es directa, consiste en contemplar el trabajo en blanco mediante los CUIL existentes durante un período de tiempo, analizando cuántos se registraron o dieron de baja. El Centro de Economía Política Argentina sostiene que el gobierno de Cambiemos ha modificado este instrumento de medición haciendo el cálculo por persona y no por trabajo registrado (como era anteriormente). Es decir, con la nueva medición si una persona tiene dos trabajos y pierde uno no es registrado como desempleado puesto que conserva un ingreso, no obstante se perdió una fuente de trabajo que no es registrada por el indicador. Esta medición subestima la pérdida de trabajos.

Fuente: La Nación.
Fuente: La Nación.

Estos instrumentos de medición tendenciosos e ineficaces ponen en duda los dichos de aquellos que sostienen que la economía está creciendo y el empleo se está recuperando. De hecho, un dato certero sobre la caída del empleo durante este año viene de la mano de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) que da cuenta de la situación del campo laboral mediante la cantidad de trabajadores asegurados con ART. La estadística interanual publicada por este organismo dice que en mayo de 2017 se perdieron 0.09 trabajos formales en comparación a mayo de 2016.

La empresa alemana Mefro Wheels se redefinió por la apertura importadora y dejó en la calle a más de 150 operarios, en la ciudad de Rosario.
La empresa alemana Mefro Wheels se redefinió por la apertura importadora y dejó en la calle a más de 150 operarios, en la ciudad de Rosario.

Sin embargo, desde las filas oficiales no cesan de afirmar que la economía se ha reactivado y con ello el empleo, la declaración más optimista vino de la mano de Elisa Carrió, quien reveló que habló con un peluquero y éste le dijo que “las mujeres no solo se tiñen, también se hacen baños de crema. Se empezó a activar el pequeño comercio”, espetó. Más allá de los comentarios de “Lilita”, la evidencia empírica muestra que durante la gestión de Cambiemos las pymes, el principal motor del empleo, cierran por la importación (de acuerdo al último Censo Nacional Económico representan el 66% del empleo y el 99% de los establecimientos), los salarios pierden poder adquisitivo, el crédito para financiar proyectos productivos es muy costoso, recién este año se reactivo la construcción de la mano de la obra pública (algo habitual en años electorales que no hay certezas de que vuelva a ocurrir el próximo año) y en materia laboral aumentó fuertemente el número de monotributistas, siendo más de 60 mil los nuevos inscriptos. Es indudable que este aumento está más relacionado con la disposición que dictó Macri ni bien asumió, mediante la cual los monotributistas pasaron a percibir asignaciones familiares, por embarazo, discapacidad y ayuda escolar anual, que con una expansión de la economía real.

El doctor en sociología Daniel Schteingart afirma que el 24% trabaja por cuenta propia en la Argentina, mientras que en Brasil hay un 33% de cuentapropistas y en Suecia, el 5%. Concluye que “las sociedades más desarrolladas del mundo son asalariadas, no cuentapropistas”. “Hay una idea de que el cuenta propismo es el trabajador cool freelance pero en la Argentina está más asociado al que está en subsistencia. Tres cuartos del cuentapropismo es de baja calificación”, aseveró.

A todo esto, si el gobierno cree que estamos frente a una recomposición de la economía, no queda claro los motivos por los cuales el ejecutivo propone cambiar las condiciones laborales. Puesto que, si la economía está arrancando, existen brotes verdes y se están creando fuentes de trabajo, tal cual pregona Carlos Pagni en cada una de sus editoriales -desde que Nicolás Dujovne desembarcó en el ministerio de economía- para que luego repliquen los funcionarios del gobierno ¿por qué realizar una reforma laboral?.

¿De qué modo una reforma laboral (en los términos en que La Nación dice que será) beneficiaría a los desocupados e inactivos? Por el contrario, de aplicarse una reforma que flexibilice al trabajador, tal cual lo hicieron en Brasil, perjudicarían a los asalariados en blanco al atentar contra el salario y las condiciones laborales, promoviendo una mayor concentración de la riqueza y esmerilando al mercado interno, que tiene al poder adquisitivo del salario como principal cimiento.

La reforma laboral de Temer

reforma-laboral-brasil-2145127La flexibilización del gigante carioca sienta un precedente en la región e inquieta a los trabajadores de los países limítrofes. El ministro de trabajo de Uruguay, Erneso Murro, consideró que la reforma de Brasil “es una pérdida de derechos muy importantes para los trabajadores”, y agregó que “puede tener repercusiones importantes en las empresas uruguayas y afectar a los empresarios y trabajadores locales”, según reseña la Presidencia uruguaya en su página web. La CGT teme que de refrendar Cambiemos el apoyo que obtuvo en la PASO consigan el espaldarazo para implementar una reforma similar.

La flexibilización laboral que correrá en Brasil atenta contra las convenciones colectivas de trabajo dándole preponderancia a los acuerdos privados por sector, empresa e individuales. También, tanto las vacaciones como la extensión de la jornada estarán sujetas a modificaciones. La jornada podrá ser “intermitente”, de modo tal que deja de ser mensual, pudiendo una empresa contratar personal por semanas e incluso horas. La nueva ley dicta que el monto de las indemnizaciones no estará dictaminado por el salario del trabajador y el preaviso baja de 30 a 15 días, entre otras polémicas modificaciones que indudablemente bajaran tanto los costos de las empresas como la calidad de vida de los trabajadores cariocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *