Elecciones de octubre y después/Armando Ruiz

Las elecciones de octubre dejarán un panorama complejo, desconcertante y confuso, sostiene Armando Ruiz, integrante de la agrupación Juan Domingo y del Grupo de Formación de Iniciativa Política en Tucumán. Conocedor de la realidad política de la Región del Norte Grande Argentino ( por vivir en Tucumán y ser oriundo de Santa María de Catamarca) concluye que los gobernadores peronistas que ganaron en las PASO “tienen actitudes claramente provincialistas o localistas en desmedro de un proyecto nacional”.

eleccionesEstamos próximos a las elecciones generales del 22 de octubre. El panorama se presenta complejo, desconcertante y confuso. Complejo por la situación en la que se encuentra el movimiento nacional y popular, al no contar con un referente capaz de liderar y articular los múltiples actores políticos implicados en tal espacio. Desconcertante porque hay falta de autocrítica respecto a la derrota sufrida en la elección presidencial del año 2015 y en las derrotas que se vienen plasmando en este lapso. Confusión además por la falta de claridad de una propuesta teórica, doctrinaria o programática, líneas estrategias y tácticas y una falta de análisis y oportunidad respecto a las bases materiales y sociales.

Este análisis hipotético que puede verificarse dentro de unos días tiene múltiples causas. Por un lado la falta de autocrítica ya mencionada. Seguir atribuyendo esta situación al denominado aparato mediático, judicial, económico y político que claramente vulnera y elimina los derechos adquiridos por el pueblo argentino (empoderamiento) tiene parte de razón, pero no explica la dinámica de la relación de fuerzas de nuestro régimen político. Por otro lado la falta de construcción de un espacio amplio y plural, donde la proposición sea que los distintos actores sirvan como instrumentos y/o medios -no exento de conflictos y contradicciones- para lograr el fin que es el bienestar y desarrollo del pueblo argentino, es una premisa fundamental para afrontar estas elecciones legislativas.

Considero que los resultados del próximo domingo arrojaran un resultado negativo en los escenarios que se presentan. Estamos hablando del mayor distrito del país, la provincia de Buenos Aires. El distrito clave para posicionar al proyecto nacional y popular de cara al año 2019. Un primer escenario es aquel que proyectan la mayoría de las encuestadoras que sitúan a Cambiemos –Esteban Bullrich- con tres o cuatro puntos de diferencia respecto a la candidata Cristina Fernández de Kirchner. El otro escenario es un empate técnico parecido al resultado de las PASO del pasado agosto. El ultimo escenario es una victoria de la ex presidenta pero con un margen muy reducido. Tales escenarios, en síntesis, no contemplan una victoria contundente y aplastante, que al menos desde el plano de los resultados electorales posicionaría un liderazgo y generaría las condiciones para comenzar a reconfigurar un movimiento nacional robusto. En síntesis el resultado negativo de estos escenarios implicaría una derrota de cara a la construcción de un proyecto sólido para recuperar el gobierno nacional en el año 2019.

Por otra parte varios gobernadores de las denominadas provincias peronistas tienen actitudes claramente provincialistas o localistas en desmedro de un proyecto nacional. Tales actitudes están demostradas por ejemplo en las provincias de Tucumán (donde el vicegobernador Jaldo y candidato a diputado nacional solo plantea una defensa de Tucumán ante el gobierno de Macri, pero sin articular ninguna fuerza colectiva nacional para tal defensa) y Catamarca (donde el candidato a diputado provincial tiene mucho más marcado el discurso provincialista y que en los últimas semanas fue mutando a una posición análoga a Jaldo). Además debe sumarse cierto pacto o acuerdo de gobernabilidad con el gobierno nacional, que no por ser democrático y respetuoso de la decisión del pueblo puede encubrir bajo la burocracia administrativa una afinidad implícita o el no establecimiento diferencial de proyectos de nación.

En el plano municipal y más precisamente en el departamento de Santa María (Catamarca) se presenta un panorama alentador para la lista 501, Frente Justicialista para la Victoria (FJPV), en estas elecciones. Seguramente Raúl Chico (actual Ministro de Producción y Desarrollo de la provincia) será el próximo Senador Provincial y los candidatos Álvaro Herrero y Soledad Condori serán concejales para de esta manera recuperar la mayoría en el Concejo Deliberante de Santa María. Pero el ambiente social y político tendrá dos importantes hechos que incidirán en los resultados, estos son: el cierre de campaña con la presencia de la gobernadora Lucia Corpacci el día 17 de octubre (génesis del peronismo) y la interpelación del día miércoles 18 al ministro, lograda por el Frente Cívico y Social – Cambiemos y parte del espacio denominado “la renovación peronista” con el fin de obtener un efecto desgaste previo a las elecciones y de esta forma evitar o amortiguar una derrota casi consumada.

Para finalizar, se debe hacer énfasis en la articulación de los elementos básicos de la política (componente teórico, líneas de intervención y bases sociales y materiales) en los tres estratos estaduales (Municipio, Provincia y Nación) para construir un proyecto de nación inclusivo, democrático, popular y de liberación. No podemos amparar la concepción tecno administrativa para solo tener cambios formales. La política desde nuestra perspectiva es el instrumento de modificación sustancial de la calidad de vida los argentinos.

1 comentario en “Elecciones de octubre y después/Armando Ruiz”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *