El librecambismo, la invasión por otros medios/Facundo Piai

 “No hay en el mundo un solo estadista serio que sea librecambista, en el sentido que aquí entienden esta teoría. Hoy todas las naciones son proteccionistas y diré algo más, siempre lo han sido y tienen fatalmente que serlo para mantener su importancia económica y política. El proteccionismo industrial puede hacerse práctico de muchas maneras, de las cuales las leyes de aduana son sólo una, aunque sin duda, la más eficaz, la más generalizada y la más importante. Es necesario que en la República se trabaje y se produzca algo más que pasto” (Carlos Pellegrini).

El gobierno insiste en comercializar con el mundo a aranceles cero, recetas que las grandes potencias occidentales están comenzando a abandonar (si es que lo fueron en algún momento)en su viraje proteccionista. En ese sentido, los Estados Unidos ratificaron el arancel al biodiesel argentino de más de 70% por los próximos años. Por su parte, en Bruselas, donde los países europeos redactan la letra chica del acuerdo con el bloque sudamericano, Francia, Alemania, Irlanda y otros países de la UE proponen generar mecanismos que protejan a los agricultores y sus economías regionales de los alimentos y materias primas del Mercosur.

El ministro de Producción Francisco Cabrera en la Conferencia Industrial  Argentina en el Complejo Golden Center de Parque Norte (CABA)
El ministro de Producción Francisco Cabrera en la Conferencia Industrial Argentina en el Complejo Golden Center de Parque Norte (CABA)

En la 23° conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), el ministro de Producción Francisco Cabrera (uno de los socios fundadores y ex CEO de Máxima AFJP) anticipó que hay avanzadas negociaciones con el Mercosur y la Unión Europea para lograr un acuerdo de libre comercio con el Viejo continente. Las intenciones del gobierno son llegar al acuerdo antes de fin de año, para lo cual es una prioridad aprobar aquellas legislaciones que “modernizan la economía”. Estas son para el ministro “la ley de Reforma tributaria, el pacto fiscal, la ley de ordenamiento laboral, de Defensa de la Competencia y de Mercado de capitales”. El ex titular de la cartera de Desarrollo Económico de la Ciudad durante la gestión de Mauricio Macri concluyó que el acuerdo “va a tener un impacto muy positivo en las inversiones y nos va a hacer pasar de tener acuerdos comerciales con el nueve por ciento del PBI mundial, al 30 por ciento”.

Sin embargo, pese al relato triunfalista de los distintos funcionarios que pasaron por el escenario de la conferencia de la UIA, el centro de estudios de esta organización dio a conocer un dato que alarma a muchos industriales. El déficit comercial industrial terminará este año en récord histórico. El mismo llegaría a 35 mil millones de dólares. Presentándose el déficit de balanza más fuertemente en la relación con China, siendo también altamente deficitario el comercio de manufacturas industriales con Brasil, Unión Europea y los Estados Unidos.

Cabe aclarar que el déficit comercial que comprende el estado de la balanza de todos los bienes y servicios intercambiados con el mundo también da un saldo negativo. La información pública disponible arroja que durante los primeros siete meses del presente año se acumuló un déficit comercial de 3.427,6 millones de dólares, siendo uno de los más elevados de nuestra historia. Tampoco es alentador el panorama si analizamos las exportaciones del sector agropecuario, ya que en busca de un dólar más alto el sector agroexportador retiene las cosechas y liquida casi un 50% menos que el año pasado. Llegando a una situación de especulación similar al de hace dos años cuando los acopiadores especulaban con el cambio de gobierno y la eventual devaluación. Sobre el deterioro comercial, un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda explica que se debe a que las exportaciones “crecen a un ritmo tenue del 1,4% acumulado, mientras que las compras de bienes desde el exterior se incrementan por sobre el 15% en lo que va del año”.

Estimaciones de la Universidad de Avellaneda de acuerdo a datos de INDEC sobre el déficit Comercial Acumulado desde 1990.
Estimaciones de la Universidad de Avellaneda de acuerdo a datos de INDEC sobre el déficit Comercial Acumulado desde 1990.

Asimismo, el incremento de las compras al exterior se manifestó con contundencia en tres rubros, principalmente: bienes de capital, con una suba de 18%, combustibles, presentando un aumento de 30%, y los bienes de consumo que percibieron un agregado de 16% respecto al mismo período del año 2016, dado por la importación de productos alimenticios, calzado, textiles y materiales de transporte. Estos datos nos muestran que en el sector industrial hay un solo ganador, socialmente minoritario y potente en términos económicos, las multinacionales (de capitales locales y extranjeros) que son quienes tienen la posibilidad de adquirir bienes de capital (maquinarias) para ganar en producción y competitividad. En contrapartida, hay un sector mayoritario, socialmente significativo en la oferta de empleo que es el de la pequeña y mediana empresa, que se ve afectado por la importación de manufacturas y también se ve desplazado por el desarrollo en Argentina de unidades productivas con sede en otros países.

Jugar al libre comercio con economías proteccionistas, la “brillante” estrategia de Cambiemos

Pese a que la Unión Europea (UE) se autodefine como adherente al libre comercio, las economías fuertes de Europa lo son sólo en los sectores en donde llegan a ser altamente competitivos y son proteccionistas en aquellos sectores que pretenden potenciar. En ese sentido, el diario El País de España denuncia las complicaciones de muchas empresas para acceder a los mercados de Alemania y Francia. El relevamiento del diario consta de entrevistas a 900 empresas y concluye que de los 430 problemas encontrados, las principales trabas estaban relacionadas con dilaciones burocráticas de distinto tipo. Casi el 20% de las empresas españolas que venden sus productos en la Unión Europea encuentran algún tipo de impedimento.

contenedoresSi Argentina tiene un déficit comercial de dimensiones históricas manteniendo relaciones comerciales con el 9% del PBI mundial, no se explica por qué establecer acuerdos comerciales con el 30% del PBI mundial, con la misma matriz productiva, beneficiaría al país. Actualmente, el déficit comercial en manufacturas de origen industrial con la UE supera los 9 mil millones de dólares, sin acuerdos de libre comercio mediante. Las estadísticas oficiales de la Unión Europea afirman algo conocido por todos: sus principales exportaciones son maquinarias, equipos de transporte, seguido por otras manufacturas industriales, productos de la industria química y farmacéutica, seguido por comida, bebidas y tabaco que representa poco menos del 10% de las exportaciones. Es decir, a una economía que ya mantiene un déficit con un país semidesarrollado como lo es Brasil, pretenden llevarla hacia pautas de libre comercio con un bloque económico mucho más industrializado que exporta más manufacturas y con más valor agregado que la economía carioca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *